martes, 19 de agosto de 2008

Confianza

Toda mi olvidada confianza
que sostenía tus muros
que volvia a tu castillo insistente
y ahora
No hay un tiempo para advertirlo
vivo y me interrumpo

y una vez más
como podria reconocerte?
no hay mas que este desamparo

esta historia sin apelacíon


4 comentarios:

Mary dijo...

¡¡¡TREMENDO¡¡¡

huellas compartidas dijo...

La confianza... es un gran tema... toma muchísmos otoños construirla... y solo unos instantes demora en derrumbarse...
Y sentis que no conoces a ese pequeño habitante... sentis que despertaste de un hermoso sueño y que estas en medio del desierto...
Creo que más allá de todo... más allá de las lágrimas y del dolor, todos nos merecemos una segunda oportunidad... y creo que tanto las risas compartidas como las penas vividas nos van a ayudar a volver a intentarlo...
Que estes bien...
Saluties

administrador del Mismo Mar dijo...

me gustaria decir algunas cosas con respecto a este blog: si bien es cierto que la onda bloggera es hacer publica la biosfera privada casi pornograficamente-contamos nuestra intimidad con pelos y señales-la mayoria de estos escritos tienen que ver con un ser que se aprovecha de un espacio gratuito que se asemeja al papel (pero veloz e internacional) con una minima vena de escritor.Estamos ante ficciones, señoras y señores.No me deseen un bienestar o el ofrecimiento de una pena mas llevadera a causa de los posteos.DE verdad Se las agradezco.Pero estas situaciones no son reales.Cualquier semejanza con la vida real, no soy responsable.Solo SOY.

pecesmuertospecesvivos dijo...

por fin alguien explica lo que es un blog, y se dejnn de joder con "que te pongas mejor!" o "ya va a pasar", etc.
como para ahorrar cuadernos está el blog, punto, y se publica.-
todo es ficción, ficcional, gusta o no gusta.-
me copa que seas el administrador del mismo mar, porque como yo también soy del mar puedo usarte como administrador/moderador propio.
este escrito es bello, como todos, me gustan los cortitos derrumbadores.
son mejores, son poesías de anti poeta, por suerte.-
te quiero mucho, te extraño como siempre, y hoy estoy particularmente mal, pero no voy hacer alarde de eso escribiendo nada, menos en un blog.-
ja.