lunes, 17 de marzo de 2008

Caducidad

De vuelta en Baires. A través de la ventana del micro veo Dolores.Pueblo de caminos bifurcados: hacia Mar del plata o hacia los pueblitos mas pequeños de la costa.Cierro los ojos, no pasaron ni 10 minutos que ya estamos en retiro, me siento sofocada, necesito un café.El se ve sereno y adormecido.Quisiera sentarme un rato a solas en la habitación que compartimos.No es posible.

Por la ventana entra un tímido rayo de sol.

1 comentario:

pecesmuertospecesvivos dijo...

upaaaaaaaaa
sos tan grosa vos!
también te quiero, si, hay que verse y contarse cosas
"el se ve sereno" me mató
y "el rayito de sol"
esas cosas de volver, la casa distinta, la luz rara. etc