domingo, 2 de noviembre de 2008

Desayuno

La mañana es verano cuando cruzas la av alem apurada por tu tiempo tirano para mezclarte con las voces que no te inspiran a pesar de pertenecer a un sello prolijo encerado perfecto que trae escritores como vacas sagradas cuando en esa mesa repleta de dulces y café humeante se desata el terror silbando con la furia acostumbrada nada puedes hacer sino tratar de que nadie mire para tu lado te paras temblorosa escuchando un corazón desesperado que te pide que abandones pálida sudorosa y sin fuerzas inicias tu carrera desbocada hacia el baño para encerrarte en un cubículo inmundo oloroso cuando unos brazos ultradelgados te atajan te acunan arrastras las palabras porque estas ebria de angustia de miedo paralizada como una rana al fondo de la red brillando de ansiedad por cada poro la mañana es verano cuando te acercan a la ventana que da a la avenida alem -tiene la presion baja que tome aire-alguien que pertenece a la cruz roja da instrucciones precisas tarde para controlar un corazón desesperado demasiado herido para sanaciones de 24 hs te abalanzas por las escaleras mientras cientos de hormigas se te suben en las piernas en los brazos en los labios el cuerpo se esta durmiendo
agonizas en una esquina de microcentro revolviendo en vano la cartera mientras caen lapiceras papeles pañuelos descartables e ibuprofeno muestra gratis

4 comentarios:

Butterfly dijo...

El cuerpo es sabio.Cuando su ritmo se desenfrena, avisa que debemos parar.
Cuídese.
Demasiados somos la que la queremos bien.

Carmencita dijo...

ey!!! gracias, muchacha, por lo del libro!!! una genia. Y, cualquier cosa, estamos en complot, ateneo-cúspide. empleados contra el mundo

NotaBene dijo...

Ni puntos, ni comas... Tu escrito carece de puntuación, y no me refiero solo a la sintáctica, me refiero a la incapacidad del lector de puntuar desde la evaluación... Porque como puntuarías algo que se conectó y resonó adentro? Que buen texto. Felicitaciones charly.

pecesmuertospecesvivos dijo...

uh si tanto tiempo te homenajeó con esta despuntuación constante los pánicos son una meirda y super extraños algo que es tan raro que la gente no puede comprender ni los de la cruz roja pienso en eso este texto me hace pensar en eso
solo una médica me comprendió una vez en una guardia yo dejaba lágriasm encima de su escritorio pulcro de el sanatorio otamendi
te quiero mucho y te extrañaba
y menos mal que pasé y leí esto
escribis cada dia mejor
Tuly