martes, 9 de septiembre de 2008

El calor, que todo lo inventa

Asisto al entierro de J en el precioso cementerio, Sol tibio.Anoto en mi cuaderno : La muerte es otro camino.No es justo escandalizarse, precedidos sin duda , perpetuaremos la cadena. Cumpliendo el ritual occidental, hacia la tierra.Él llora desgarrado.Finito.caminamos en silencio.cenamos en silencio.Respiro el desconsuelo y toco su cuerpo sumergido.Demasiado sordo.

3 comentarios:

diego dijo...

todo este universo se compone de contrarios y se concierta de desconciertos...te amo...

Anónimo dijo...

....but
GRAVITY
always
win...

pecesmuertospecesvivos dijo...

es muy lindo que te ame Diego porque es tan buena persona como vos. los dos. me los imagino bajitos en silencio, llorando él, escribiendo vos, y me dan muchas ganas de abrazarlos.
me gusta que a J lo nombres J, admiré siempre eso en John Cheever, nuestro querido John.
supe del episodio y me pareció tremendo e injusto, pero la muerte es otro camino, asi como lo decís. así como lo padecemos todos.
sé que los comentarios que te estoy dejando son horribles porque vos justo es lo que no querés, y que este es un espacio literario y no para comentar...
perdón, pero me dieron ganas.
te quiero mucho