domingo, 20 de abril de 2008

De la Muerte



Desde este tercer piso , veo las paredes blancas , griterio aterrador de los gorriones revoloteando cerca, un pichon atrapado por el gato negro que vive en planta baja

abre enorme la boca, el pajaro indefenso, herido, las lagrimas me brotan, me abrazo a mi gata virgendecazarpajaros
miramos el espectaculo rojo, el ciclo de su naturaleza indómita, desde nuestra ventana que da a la del vecino que ha muerto, hace tan solo unos dias le ayudé a abrir la puerta a causa de su cerradura nueva, y ahora desaparecido
como un pájaro muerto en un primer piso, alrededor sus hijosgorriones llorando aterrados
revoloteando cerca, el departamento vacio sin tango a todo volumen, sin emanaciones de tabaco negro, sin luces que se encienden a la madrugada

como si todo ese lado nunca hubiese existido
tan solo segundos, como los dientes filosos a la yugular y ahora desparecido
una nube de humo
un aleteo desesperado
breve y certero rayo en la tormenta.

8 comentarios:

Camille Stein dijo...

precioso ese discurrir veloz del tiempo

un rayo momentáneo

el horror del tiempo que no es nada y se deshace mientras desfila por nuestras ventanas

preciosa también la foto del reloj acelerando su tiempo


un beso

Butterfly dijo...

Ay colega...me encanta la profundidad con la que observás y (d)escribís la vida.
El tiempo y la vida.Qué frágiles se tornan cuando el reloj decide acelerar sus manecillas hasta el final de su cuerda.
Honremos la vida mientars el tic tac siga su curso.

Un beso...(está muy bien que se tome el tiempo para volver..yo me tomé mucho también...es que el reloj a veces se me torna egoísta, exclusivo y tan mío, que me envuelvo en mi tiempo y me quedo flotando allí...hasta que me llama el director de Kliné..)
Hasta pronto

Anónimo dijo...

jajajajja, buter, el llamado al mundo de los vivos el de kliné!!! retornemos amiga, que bueno volver a vernos.Besos cronologicos.

Camille..un beso enorme para ti, es un honor tu visita
Charli

Camille Stein dijo...

hermosa tu reseña de ese poeta argentino

gracias :)

besos desde esta lluvia de Galicia...
el mar...
pero cayendo desde el cielo

pecesmuertospecesvivos dijo...

uhhhh ufffffff
que devastador relato, pobres gorriones.
soy un gorrión, soy el humo del muerto cuando leo tu relato.
te quiero, y de vuelta te digo, mucho mejor! este blogggggg

Maru dijo...

Delgada y casi imperceptible la línea que separa lo que es de lo que fue, lo que fue de lo que es, lo que es de lo que fue, lo que fue de lo que es....

Anónimo dijo...

fallecio? que raro no? pensar que alguna vez me dio miedo...ahora nunca voy a verle la cara
mendisabal

Anónimo dijo...

ursy!!! i know you!!!
si fallecio, nadie supo bien como..
lo raro es que sus puertas estaban rasguñadas....como si hubiese estado huyendo de algo...

Lovecraft, un poroto...de soja